2 de mayo de 2009

"Entrevista desapercibida"

El Fotogramas número 1.588, del 25 de agosto de 1978, trae a Inma en bikini a la portada con su "entrevista desapercibida", firmada por M. ª Angels Llinás, así como un reportaje sobre Tiburón 2. En las páginas interiores y justo tras la entrevista a Inma, encontramos la cartelera de Madrid y Barcelona, proyectándose La Guerra de las Galaxias en el cine Real de la capital de España.

En la entrevista se percibe la habitual tensión entre Inma y el entrevistador, una tirantez que era especialmente notoria cuando quienes la entrevistaban eran mujeres que, por razones imaginables, se desahogaban puntilleándola. En el pie de foto de una de las fotografías que ilustran el reportaje, de la película Nunca en horas de clase, se describe a Inma como "entre Lolita y Pretty Baby", en alusión a la película de Brooke Shields de ese mismo año.

Copio la introducción y algunos extractos. La lectura completa en las imágenes escaneadas.


FOTOGRAMAS N.° 1.558 — 25 de agosto de 1978
Inma de Santis, la eterna desaprovechada


M. ª Angels Llinás

Hacer un pórtico a una entrevista con Inma de Santis puede resolverse echando mano a tres o cuatro tópicos bien barajados. Puede hablarse de su físico de dulce niña bien, de sus cabellos, de esos ojos cual lagos cristalinos y demás imágenes en las que no anida, precisamente, la paz. Puede, por qué no, emparentársela con las niñas prodigio o meterla en el saco de las ingenuas a lo Ivonne Sentís. Sin películas, con auténticos deseos de llegar a ser una actriz de veras y anunciando sostenes en la «tele», por aquello de la subsistencia en un medio hostil, esta Inma de Santis que con diecinueve años tiene veintitrés películas en su haber, acaba de rodar «Nunca en horas de clase», el último film de José Antonio de la Loma.

— A mí lo que me gustan son las historias que sean creíbles y que permitan unos matices interpretativos. No exijo grandes cosas, simplemente una historia, porque la vida está llena de historias que son simples y que la hacen complicada. Me gustaría hacer un cine de verdad.

— Cuando era niña me escogían porque era una de las niñas que trabajan en el cine español. Cuando fui creciendo porque dijeron que era más o menos buena actriz. Otras veces porque si los ojos que tengo son así, o mi cara asá, porque necesitaban una niña rubia, lo clásico, o porque buscaban un físico determinado como niña guapa, fea, repipi, o lo que fuera.

— A mí no me interesa salir durante dos meses en todas las revistas en pelotas, y que me llamen para rodar todas las películas, y al cabo de seis meses me tenga que ir a casa. Si el argumento de una película me pide desnudarme lo hago. Sería absurdo no hacerlo, porque estás condicionada a los guiones, y los guiones siempre van a más desnudos, porque cuantos más tengan más comercial es la película.


Inma de Santis, portada de Fotogramas del 25 de agosto de 1978

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada